Adiós Chupete Adiós: Cómo quitar Chupete a los bebés

Adiós Chupete Adiós: Cómo quitar Chupete a los bebés

Los niños lo aman: ¡los chupetes! Pero, ¿cuándo se termina esto del chupete?

Los chupetes son una fuente de confort para los bebés, pero pueden convertirse en un accesorio poco saludable. Existen varios enfoques para terminar con el uso del chupete y cada uno funciona mejor para diferentes personas. Cuando esté listo para ayudar a su hijo a dejar de usar el chupete, busque el método que funcione mejor para sus personalidades.

Primer método: Las historias y cuentos de chupetes

A partir del segundo cumpleaños, los niños deben poder prescindir de su chupete. Porque si se usa demasiado tiempo, puede dar lugar a deformaciones de los dientes. De todos modos, cuando salen los primeros dientes , lo más probable es que los niños se lleven cosas a la boca para masticar. Después del chupete hay dar paso a un nuevo y elegante anillo de dentición.

¡Con el fin de destetar a los niños y que se sientan lo más cómodos posible, existe, afortunadamente, el hada chupete!

Similar al hada de los dientes,(en España «el ratón Pérez») donde se coloca el diente debajo de la almohada y se espera que al día siguiente se transforme en un regalo. Pués lo mismo… se deja el chupete debajo y el hada se lleva el chupete con ella.

Otra manera para que los niños puedan entender este paso y «decir adiós al chupete» correctamente, sería sentarse con su hijo en el sofá y contarle la historia del hada chupete. Luego coloca el chupete en un sobre y lo envías al hada de los dientes (póngalo en el alféizar de la ventana, etc.). Como una pequeña recompensa su hijo recibirá a la mañana siguiente un paquete con un bonito regalo. Un nuevo mordedor, un peluche o un libro para colorear, etc.). ¡El dolor de la separación será olvidado!

Otra opción es el país de los chupetes. Entonces, cuando llega el día de la despedida y adiós al chupete, los padres van con su hijo a un lugar hermoso, como un parque, un lago o en el bosque, y dejan allí a los chupetes para que los recojan y los lleven de nuevo a su país.

Hazlo indeseable

Seguidamente damos algunas ideas para hacerlo un objeto que su bebé no desee y pueda decir adiós al chupete

  • Haga agujeros en el extremo de succión con una aguja para hacerlo menos satisfactorio.
  • Corte la punta, asegurándose de que no haya piezas sueltas que cuelguen.
  • Haz que tenga mal sabor con productos seguros y comestibles como zumo de limón o vinagre.
  • Dibuje puntos en el chupete y sugiera que sucedió algo grave, por lo que debe tirarse.
  • Reemplace todos los chupetes por otros más pequeños que pueda encontrar. Estos no serán tan satisfactorios.

Método directo



También conocido como «abrupto», este método implica quitarle la oportunidad de usar chupetes de una vez por todas.

Para algunos niños, esto funciona porque la posibilidad ya no existe, y deben hacer frente de una sola vez y seguir adelante. No hay confusión acerca de si su hijo puede usar un chupete porque simplemente no es una opción. La mayoría de los niños experimentarán alguna dificultad cuando se quiten los chupetes, pero la idea aquí es «fuera de la vista, fuera de la mente». Eventualmente, tu pequeño olvidará que solía usar un chupete porque se calmará y pasará a la siguiente cosa. Los niños más pequeños, como los menores de un año, se enfrentarán a este método de mejor manera, que los niños mayores que pueden tener más problemas debido a su apego. Para prepararse para esta técnica de decir adiós al chupe, puede considerar las siguientes idéas:

  • Elija una fecha y hora con el menor estrés para su hijo.
  • Retire todos los chupes de la casa, carros, bolsas de pañales y otras ubicaciones en la fecha seleccionada.
  • Una vez que se hayan ido todos los chupetes, anuncie el plan cuando no se sienta cansado y esté feliz.
  • Ofrezca comodidades de reemplazo cuando su hijo ansíe el chupete, como mordedores u otros artículos que pueda chupar, como una bebida con una pajita.

Consejos y trucos


Parece que muchos padres han intentado todas las formas imaginables para ayudar a los niños a soltar y decir adiós a los chupetes y quizás tú también. Si todos los métodos familiares le han fallado, tal vez estas ideas puedan ayudar.

  • Coloque el chupete en un objeto de mayor comodidad, como un animal de peluche o una manta. De esta manera, su hijo todavía puede usarlo, pero no será conveniente ni cómodo, especialmente durante el día a medida que se mueve.
  • Cree una tabla de calcomanías y ofrezca una gran recompensa a la elección del niño cuando el chupete haya desaparecido por completo. Las pequeñas victorias ayudan a empoderar a su hijo y los niños están motivados por lo que quieren.
  • Use los intereses de su bebé como una manera de deshacerse del chupete.
  • Coordínate con las próximas vacaciones e inventa una historia. Por ejemplo sobre «qué los elfos de Santa necesitan el chupete».
  • Cosa el paci dentro de otro artículo de comodidad favorito como un animal de peluche para que siempre esté con ellos, pero no pueden usarlo.
  • Use el razonamiento lógico para niños mayores, explique exactamente cómo es dañino para los dientes de su hijo para que entiendan por qué tiene que decir adiós a su chupe.
  • Sea creativo y use el chupete como un pincel para una obra de arte única que puede colgar. Los chupes se estropearán y deberán ser desechados o usados ​​¡solo para pintar!
  • Conviértelo en un juguete. Al igual que su bebé se convierte en un niño pequeño y luego en un niño en edad preescolar, explique que el chupe también debe crecer en su siguiente etapa. Quizás el ciclo de vida de un chupete es primero ayudar al bebé a dormir, luego ayudar a los pequeños a jugar, y luego ayudar a los demás.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EduJuguetes
Please create your mobile navigation.